Mi perro

Doqui

 

 

Tu alocado paso terminó en la carretera,

un muro corroído  fue tu salida,

lograste ser libre, más allá de la libertad.

Ya no gruñes cuando llego,

nadie intenta escapar.

Botitas blancas, nívea corbata,

puñado de algodón bordado en azabache,

 tus ojos pidiendo clemencia,

mis lágrimas y tu sufrimiento.

Eres hierba, rosal y recuerdo

en un hueco del jardín y del corazón.

Susana Beatriz Fondado

Acerca de Susana Beatriz Fondado

Mi nombre es Susana Beatriz Fondado, con estudios secundarios, amante de la lectura y la escritura, pude acceder a talleres literarios por internet; para mejorar el modo de expresión. Todo lo que he escrito hasta ahora está en mi blog http://selenitasusyblogspot.com. Tengo publicados algunos escritos como colaboradora de Revista Literarte. Lo demás, todo flota por la web
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario