Mi nueva paloma blanca

Tú, esencial en mi vida

como el oxígeno vital.

Tú, que con tu simple presencia

y tu fugaz ausencia

no me diste el tiempo

para agradecerte

y para apreciarte.

Apreciarte más aún

de lo que te aprecio.

Tú, simple paloma blanca

que vuela por lo alto

sin rumbo… pero feliz.

Tú, suave vino

en una noche de amargura

te me has ido,

me has dejado sola

en un mundo que

no logro comprender.

Lo único que ahora

me hace feliz

es saber que

te has convertido

en el arco iris

que aparece así,

de sorpresa,

silencioso, pero

que pide a gritos

ser observado

después de

MI LLUVIA.

 

 

Acerca de Camila

Amante de las letras. Escritora amateur (ojalá futura profesional).
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario