El aviso

¿Dónde diablos está la puta  camisa, la de los  cuadritos verdes y azules.¡ Aquí está!

¿Por qué me queda abultada en el bolsillo? ¡Maldito Marquitos volviste a dejar los chupetines y el yo-yo  escondido en el bolsillo!. No importa, total le saco lo pegajoso con una toalla y ya está.

¿Y el vaquero nuevo? Estaba por aquí. Me muero si no lo encuentro, me lo tengo que poner porque si a Luciana le pareció  que me quedaba divino, seguro que a los demás también les va a gustar. Claro que Luciana me  lo vio cuando bailaba , y esto no es lo mismo, pero que se le va a hacer, “al mal tiempo buena cara”, como dice mi  vieja.

¡Ah! Luciana, Lucianita .La verdad, que cada vez que escucho en la radio “como te partiría”, me acuerdo de vos , con ese pelo rubio y fragante y esa boca redondita y  pulposa, tan parecida a la de esa actriz que mi  vieja adora ¿cómo se llama? Ah sí Brigitte Bardot .A mí, no me parece taaann espectacular esa vieja ,al final qué hizo , la película más famosa que filmó era del año 1968 y la habían exhibido en el cine Gran Rex, donde ahora están esos locos que gritan PARE DE SUFRIR.

¡Aquí está el maldito vaquero! Só lo faltan las zapatillas , ¿las habré dejado debajo de la cama?¿en el balcón?¿en la terraza? Nooooooooo, seguro que se las llevò la Mora y me las dejó en cualquier parte, esa perra  me tiene reprodido .Uyyy, me quiero morir, están todas revolcadas en el pasto, parecen dos plantas de lechuga. Ma, sí les paso la toalla mojada.¿Y por qué me quedaron pegajosas? Maldito Marquitos, lo voy a matar.

Ya está .A ver, a ver, una miradita en el espejo del baño y salgo ¡¡¡¡¡¡¡¡Y ESTO!!!!!!!Me salió un granito ¿cuándo? ¿cuándo? Si anoche no estaba ¿Y ahora qué hago? Ah ya sé lo reviento y le pongo limón, como me dijo la abuela. Vamos, vamos, vamos. Bien, perfecto, ahora sí. Busco la mochila y salgo

Ay Dios! La mochila se la prestè a  la Brenda con los compac. ¿y en qué llevo los papeles? Y bueno, los hago un rollito y los pongo en el bolsillo de la camisa.

Está linda la mañana, este bondi parece una carreta , ¡Maldición! No anda el timbre, me pasè tres cuadras , ahora a patear ¿cómo era la calle? Aquí está Warnes  1271 . NOOO, no puede ser.¡Cómo que ya se cubrió la vacante! Si yo me levanté temprano , estuve hasta las 3 de la mañana escribiendo el maldito curriculum y hasta me vine sin desayunar, seguro que le dieron el puesto a algún acomodado.

Este país cada día anda peor.

 

 

Acerca de Renée Iris Benabentos

Docente de Literatura de Cursos Superiores de Nivel Medio.He trabajado en el Nivel Terciario. Publiqué dos libros en coautoría, en Editorial Plus Ultra. Obtuve y cursé una beca de perfeccionamiento en Literatura Española en Madrid. Escribo esporádicamente narrativa breve. Dirigí Talleres de Escritura y los cursé también. Soy una apasionada lectora.
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El aviso

  1. gabre dijo:

    Muy bueno, muy real!!! Me encantó…

Deja un comentario