Camino dorsal del te quiero

Camino dorsal del te quiero

que llegó hasta sus venas

repicando en cada detalle de su piel,

la palabra estremecida logró ser boca en el ahora,

logró filtrarse en la sombra del alma

y se llenó de miradas en la mirada

intentando abarcar la maravilla,

se hizo vínculo en el aire la pasión,

se abstuvo de ser tiempo el tiempo

y en la incertidumbre de la pausa

ella lo besó.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario