Carta a una amiga

   Mi querida amiga; dices que este fue un año trágico, en cambio yo te digo: – este para mí no fue un año trágico, quisiera poder explicarte con palabras fáciles, sencillas para entenderlas, ¿como explicarte? Se dice que trágica es la muerte, tal vez sea, pero si no existiera la muerte… ¿Valoraríamos la vida?
   Todo en la vida es un blanco y un negro, ¿Como sabríamos reconocer la alegría si no existiera la tristeza, como sabríamos del amor si no existiera el rencor, como le daríamos valor a la salud si no existiera la enfermedad, como sentiríamos la saciedad si no tuviésemos hambre?
   Cada situación al igual que las palabras tiene su antónimo, no sabríamos de claridad si no existiera la oscuridad,
de la virtud sin el vicio, del bien sin el mal, del antes o del después sin un, ahora.
   Debemos mirar lo sucedido desde los ángulos hermosos que nos da el ser, el estar, el seguir.
   La vida es tan valiosa, que aún llena de problemas, de contras, de deseos incumplidos, siempre va a ser maravilloso transitarla porque cada piedra de su camino, al agacharnos a quitarla nos abre un nuevo camino, una luz, una esperanza , otra ilusión. Y si no puedes agacharte para quitarla, entonces patéala.
   También se dice que no se encuentra el amor, que no se puede vivir sin el gran amor.
   ¿Que es el gran amor?  ¿Será tal vez que no lo vemos y sin embargo está ahí, muy cerca nuestro.
    Porque amor es todo, todo lo que toco con cariño, mis hijos son mis amores, mis nietos son mis amores, mis plantas, mis teros, mi suegra, mi nuera, mi casa, mis sillas , todo, todo, mis días, mis noches, mi amistad, la creación maravillosa de Dios,  en todo hay amor, porque yo lo siento, entonces todo lo que me rodea es amor ¿para que buscar más? lo demás, es solo físico, tiene una importancia muy relativa en mi existir, tal vez porque soy más espíritu que carne, pero me siento feliz así, si yo amo, tengo amor.
   Toda la vida es amor, que más puedo desear amiga, por eso quería explicarte que no es un año trágico, solo un año con los problemas que da el vivir, lo demás si tiene solución no me preocupa y si no la tiene, acaso ¿si me preocupo, puedo arreglarlo? Querida amiga, quisiera que puedas entender mi filosofía de vida, sería maravilloso que intentaras aplicarlo a la tuya, jamás te caerías en ningún pozo de depresión, pues te darías cuenta que a pesar de todo puedes ser feliz… Solo hay que saber amar la vida con todos sus antónimos-.

Susana Beatriz Fondado

Acerca de Susana Beatriz Fondado

Mi nombre es Susana Beatriz Fondado, con estudios secundarios, amante de la lectura y la escritura, pude acceder a talleres literarios por internet; para mejorar el modo de expresión. Todo lo que he escrito hasta ahora está en mi blog http://selenitasusyblogspot.com. Tengo publicados algunos escritos como colaboradora de Revista Literarte. Lo demás, todo flota por la web
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Carta a una amiga

  1. Me gustó lo de “amar la vida con todos sus antónimos”. Ver la vida desde los extremos para tener en cuenta los medios. Muy bueno, Susana.

Deja un comentario