Des

Esperar un beso, aunque quizás nunca llegue.
Porque es posible que exista un desencuentro.
Esperar a pesar de eso.
Porque de alguna forma tiene sentido.
Esperar un beso, sabiendo que puede no pasar.
O tal vez sea que nunca esperaste realmente.
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario