La última Parada

flor-para-pintar

Última parada

 

 
Ayer, el segundo milenio me extasiaba,

tan lejano, tan imposible.

Largo camino en que la meta se esfumaba,

¡Una anciana sería a los cuarenta y seis!

Con rápido viaje, las estaciones pasaron,

¡Cuántas primaveras, cuántos inviernos!

Algunos no  pudieron esperar el nuevo siglo,

el  cansancio los durmió entre soles y lunas.

El dos mil llegó con brindis y abrazos,

vino acompañado de sueños y esperanzas,

pasaron noches, pasaron días y pasaron…

Se acerca otro año más y sigo estando,

pase los cuarenta, también los cincuenta

que, sin cuenta me llevaron a los sesenta.

La meta ya no se borra tras la calima,

son muchas la memorias que entre brumas

aparecen, pellizcando la vida y la despiertan,

porque aún hay lluvias, aún los pimpollos se abren,

el sol calienta y la luna me sigue,

todavía tengo mi sombra  de compañera.

La última parada se vislumbra no lejana,

estoica la esquivo con gambetas,

hasta que un cansino día, me acerque a la final.

Susana Beatriz Fondado

Acerca de Susana Beatriz Fondado

Mi nombre es Susana Beatriz Fondado, con estudios secundarios, amante de la lectura y la escritura, pude acceder a talleres literarios por internet; para mejorar el modo de expresión. Todo lo que he escrito hasta ahora está en mi blog http://selenitasusyblogspot.com. Tengo publicados algunos escritos como colaboradora de Revista Literarte. Lo demás, todo flota por la web
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario