LAS MANOS…

Se ha quebrantado la pluma
no es el elemento, son las manos
trémulas quieren en el papel expresar
endebles y dolorosas, ya no pueden más !

Cuántos años abrazando la pluma
con qué devoción deslizaron sus versos
con qué regocijo llevaron sus aciertos
con qué incertidumbre declararon sus dudas.

Ellas advertían sobre irreflexivos yerros
guiaban el decir de un tema oportuno
ellas sabían las vicisitudes de la vida
instruían y exhortaban con paternal maestría !

Las manos… benditas las manos
dejaron ya de manifestar los sentires
el papel no verá el ímpetu de sus trazos
no harán notar las percepciones del espíritu.

Pero queda la mente aún incólume
con un tremendo caudal de creaciones
las mente, que aprisionando dicha e idolatría
continuará diciendo los versos del alma.

Sí… sí… queda la voz y la memoria…!

Dichosos los que usan las manos
aportando vocablos que conmueven
dichosos poder expresar lo que sienten
con altruístas poemas que enaltecen…!

Victor Carlos

Acerca de Victor Carlos

Mi actividad en la docencia influyó primordialmente para que adoptara los pasos de la literatura, esperando ser fiel a los lineamientos que impone esta digna disciplina. Fui funcionario bancario, he participado en varias antologías y realizo tareas de investigación histórica. Preparando la publicación de un Libro de Poesías. Obtención de mención especial sobre 2 poemas de mi autoría en el Concurso Internacional Iluminando Continentes. Daré a conocer, humildemente, mis trabajos en este sitio muy bien organizado aguardando una fluida comunicación con mis colegas, ofreciendo reciprocidad al mismo tiempo. Un afectuoso saludo para todos !
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario